martes, 12 de julio de 2011

Azcoaga. Cap 2 “Ontogenia del Lenguaje”

Ontogenia: describe el proceso de desarrollo del lenguaje en el niño, en los primeros estadios de la vida. Se trata de un proceso liberado a sus propias leyes de desarrollo.

Desarrollo del lenguaje: es un proceso de carácter biológico, dotado de leyes internas, con etapas y con los correspondientes indicadores de ellas. Las etapas se superponen parcialmente entre sí, por lo tanto los ligeros desplazamientos en el tiempo en que ocurren esas etapas no tiene ningún significado especial.

Dispositivos fisiológicos en el niño

En el desarrollo del niño se entrelazan dos procesos:

1) La maduración biológica: proceso determinado genéticamente

2) procesos de aprendizaje fisiológico: resultado de la interacción con el medio, es de carácter individual.

El órgano que interviene como agente del desarrollo es el cerebro, las funciones van organizándose gracias a la intervención del sistema nervioso central del cerebro y de la corteza cerebral y otras estructuras del cerebro que se organizan, en la medida que se ejecutan determinadas funciones. Cada analizador resulta de los procesos funcionales que lo influyen.

La instalación de los primeros reflejos condicionados (defensivos alimenticios y otros) se da a partir de los reflejos incondicionados. Durante la lactancia van instalándose modalidades más elaboradas de la inhibición interna. Esta paulatina organización de la inhibición interna permite una complicación de la actividad reflejó condicionada. Gracias a la progresión en la complejidad de la actividad reflejó condicionada y de la inhibición interna, se hace posible la elaboración de los estereotipos, tanto del lenguaje, como de las actividades gnósicas y práxicas. También se adquiere al mismo tiempo, un avance gradual en los dispositivos básicos de aprendizaje. En el caso de la atención, la labilidad va en disminución durante la lactancia y luego en la primera infancia se hace sostenida hasta adquirir características que sustentan procesos de aprendizaje en la segunda infancia.

La marcha evolutiva de la sensopercepción, las actividades prácticas manuales también son procesos crecientes que dan como resultado una mayor capacidad de reconocimiento sensoperceptivo (gnosias), mientras que las actividades práxicas se van organizando en formas más elaboradas de destreza manual. En ambas modalidades gnosias y praxias, así como en sus combinaciones, participa la actividad de los analizadores dando lugar a la organización de los estereotipos gnosicos y praxicos, lo que se logran por la interposición de la inhibición interna que suprime aferencias que no son pertinentes al estereotipo, extingue respuestas que no cumplen un papel armónico en la actividad o bien retarda la emisión de respuestas.

Cuando hay factores patógenos, las pautas funcionales de la actividad nerviosa superior se desorganiza y los dispositivos básicos del aprendizaje, no actúan con justa adecuación a las exigencias adaptativas dando como consecuencia procesos distorsionados funcionalmente, ya sea en el ámbito de uno o más analizadores o en la actividad nerviosa superior, dando lugar a comportamientos anormales.


A partir de lo planteado anteriormente AZCOAGA: distingue desde el nacimiento en adelante una primera etapa de comunicación o nivel pre lingüístico que se extiende aproximadamente hasta las 12, 15 meses de edad.

*Se establecen los primeros recursos comunicativos del niño, en particular con la madres ( se puede observar el papel comunicativo del y llanto, cuya entonación, intensidad y ritmo lo hacen portador de diversos mensaje para la madre).

*Etapa preparatoria para el desarrollo del lenguaje, la succión, la deglución, el grito y el llanto del lactante van complejizándose paulatinamente hasta formar parte de la función del habla.

Cada una de estas expresiones fisiológicas del recién nacido, contribuye a elaborar por la repetición “fórmulas”. Estás aptitudes fisiológicas sustentan al lenguaje, van a contribuir al desarrollo de toda la función en lo sucesivo: Por una parte por la estabilidad que confiere la repetición y por otro lado por la flexibilidad y la ampliación del repertorio por la variación circunstancial.

En el aspecto, sensoperceptivo, se crean las condiciones para la adquisición de las primeras gnosicas, visuales, auditivas, táctiles, (principalmente de la boca), activa, etc. Y las primeras praxias, en particular las orales. En cuanto al aspecto psicológico, se caracteriza por las primeras reacciones circulares primarias, es decir actividades sensoriomotoras que irán complicándose gradualmente.

Comienzo del juego vocal:

En la etapa de comunicación o pre lingüística, en el segundo mes de vida, comienza el juego vocal. Se compone, de la repetición incesante y sin motivo de sonidos vocales.

El desarrollo del juego vocal se puede vivir en dos etapas:

1) 1°etapa propioceptiva: Se inicia con emisiones continuas y con sonidos guturales.

A los dos meses, el niño responde a las incitaciones de la madre, mediante un proceso denominado imitación.El juego vocal se produce, especialmente en los momentos de tranquilidad fisiológica.

2) 2° etapa, propioceptiva – auditiva: Hasta los 10 u 11 meses (o más). Se caracteriza por la intervención de las aferencias auditivas, también participan otros analizadores, que van a organizar gnosias más complejas. Intervienen en forma gradual, recursos vocales y gestuales, que permiten al niño, una comunicación referida a sus necesidades más notorias.

En el segundo semestre, la actividad vocal se hace semana a semana más rica.

Las aferencias auditivas, actúan como un reforzador de la actividad del juego vocal.

En el nivel pre lingüístico, hacia el segundo semestre, aparecen palabras vinculadas a los intereses biológicos del niño, que van a suscitar reacciones en él, estas palabras, tienen sentido representativo y se denominan “palabra señal”.

Semana a semana se elaboran, gnosias y praxias, más y más complejas, lo que se evidencian en el reconocimiento de objetos y en la preferencia por uno y por otro, así como en el perfeccionamiento de la prehensión con una y dos manos.

Desarrollo psíquico: aumentan en complicación, las actividades Sensoriomotoras. Diferencian personas y objetos, con relación a otros.

Pasaje del vocal al lenguaje:

Ya en el segundo semestre, se nota, el reforzamiento de los sonidos de la lengua, que se habla en el ambiente y de esta manera se van excluyendo todos los sonidos del juego vocal y no forman parte de esta fonética. También, va a actuar la inhibición, produciendo que se supriman todos los sonidos del juego vocal que no son reforzados. De esta manera, gran cantidad de emisiones, son suprimidas por la inhibición diferencial.

En esta etapa, comienza a ligarse, una palabra determinada con objetos relacionados con la vida del niño. La palabra señal, se relaciona arbitrariamente con gran cantidad de objetos, producto de una generalización. De esta manera, el niño logra la comprensión de palabras relacionadas con sus actividades vitales, los primeros significados de que adquiere, por medio de la palabra señal, (que indica, una condición representativa, similar a otros estímulos seonsoperceptivos), y la palabra objeto (refiere a palabras que forman parte de la comprensión y luego de la elocución del niño, representativas de objetos concretos), están ligados a sus intereses biológicos. Para su comprensión, son determinantes la entonación, los gestos, la expresión facial del hablante y el contexto situacional. La adquisición de significados, crece impetuosamente, desde el primer año.

“En justamente por la acción reguladora y reforzadora de la lengua que se habla en entorno del niño, que se van transformando los sonidos del juego vocal en fonemas. Al mismo tiempo se iran suprimiendo los sonidos extraños a esa lengua y reforzando lo que les son propios”.

En esta etapa, se produce el tránsito de lo innato e incondicionado a lo aprendido. El juego vocal tiene todas las características y propiedades de lo innato hasta que las influencias fónicas del ambiente comienzan a transformarlo en actividad fónica. Por eso, los fonemas producidos en esta etapa se denominan “estereotipos fonemáticos”.

La adquisición de fonemas propiamente dichos es un proceso sujeto a leyes, como señalo JAKOBSON.

En todas las lenguas del mundo, la adquisición del lenguaje en los niños pasa por etapas fonológicas iguales, “el orden cronológico relativo a las adquisiciones fonológicas, es en todas partes, en todos los momentos, el mismo”.

-Las 1° emisiones son la vocal /a/ y una consonante oclusiva bilabial, que puede o no ser nasalizada (1° oposición entre consonantes).

- La 2° oposición es entre Bilabiales (p) y Apicodentales (t) (pueden ser orales o nasalizadas, respectivamente m ,n)

- Más tarde aparece la 1° oposición vocálica a la /a/ se le opone la /e/

- Más tarde se establece el sistema de 3 vocales (a -i -u o a-i-e)

LA TOTALIDAD DE LOS FONEMAS NO SE ADQUIERE HASTA LOS 3, 4 O INCLUSO 5 AÑOS (dislalias fisiológicas).

La adquisición de los fonemas

a) fricativos requiere de los oclusivos

b) posteriores de los anteriores

c) oclusivos orales posteriores requiere de los fonemas anteriores

d) oclusivos orales posteriores y nasales requiere de los orales anteriores nasales

e) fricativos posteriores se dan posteriormente a los fricativos anteriores

LA ADQUISICIÓN DE LOS FONEMAS SIGUE UN SERIE DE REGULARIDADES:

2° etapa de comunicación – 1° nivel lingüístico: desde el primer año de vida hasta aproximadamente los cinco años. Uno de los periodos más ricos en el desarrollo del lenguaje.

La adquisición de estereotipos fonemáticos sigue una constante consolidación de algunos de ellos, con la supresión de muchas otras producciones del juego vocal. Y la formación de la palabra, resultara de la actividad fisiológica de combinación (análisis y síntesis) de los estereotipos fonemáticos. Estos han sido consolidado en la actividad del juego vocal y constituyen una unidad fisiológica, dotada de estabilidad que seguirá reforzando en el futuro, por la repetición y por la estimulación auditiva, en palabras con función comunicativa.

Ahora se producirán nuevas combinaciones entre estereotipos fonemáticos

correspondiente a nueva palabras.

Interviene la actividad analítico sintética de los dos analizadores del lenguaje (cinestésico - motor y verbal). El proceso de combinación de fonemas en la formación de nuevas palabras, sigue dándose en relación con las condiciones fisiológicas que así lo determinan. La inclusión de nuevos estereotipo fonemáticos a continuación de otros exige una actividad de síntesis que, inicialmente es lábil e insegura y que se va consolidando constantemente por la reiteración. Esta repetición asegura la continuidad de las aferencias propioceptivas y auditivas del estereotipo, de modo que constituyen ahora nuevas síntesis entre dos estereotipos fonemáticos iguales, luego entre dos ligeramente diferentes y así sucesivamente. De manera simultánea, la inhibición diferencial va suprimiendo todo aquello que no es inherente a la palabra como tal.

Este proceso de aprendizaje, hace que las combinaciones de estereotipos fonemáticos se estabilicen como estereotipos motores verbales.

Otro proceso va teniendo lugar simultáneamente y en la incorporación de significados. Los primeros significados tienen todas las propiedades de las señales de los reflejos condicionados. Estímulos visuales, acústicos, gustativo, combinados en síntesis especiales (gnosias) pasan a ser sustituidos por una sola señal de tipo verbal. Éste es el, tránsito que se da entre el primer sistema de señales y el segundo. Es decir que la visión del biberón despiertan el niño una determinada actividad: en una señal que anticipa, el acto de alimentarse inmediatamente. Luego hay un estímulo verbal “la papa” que sin necesidad del estímulo visual, sucita el mismo tipo de actividad.

En este estadio hay una generalización primaria, una palabra tiene en este momento la propiedad de representar una diversidad de objetos que puedan tener entre sí una relación más o menos circunstancial: la palabra “papa” sirve para la designación del biberón, puede extenderse a la sillita, que usa el niño a la hora de la comida, al babero,etc.

Cada palabra va excluyendo (análisis) significados, que no se corresponden con el uso corriente de la lengua y va adquiriendo otros que le son propios (síntesis).

Se produce el paso de estadio sensorio motor al pensamiento preoperatorio.

Etapa del monosílabo intencional: comienza antes del año y se extiende hasta probablemente en año y medio.

Los estereotipos fonemáticos adquieren una función denominativa durante el juego permitiendo la formulación de deseos y exigencias combinados con la actividad gestual comunicativa y con entonación prosódica.

En el aspecto psicológico: evoluciona la actividad manipuladativa: el niño agarra con su mano y suelta con intencionalidad, tanto en el juego como en el desarrollo de los primeros hábitos.

Alcanzar la capacidad de caminar, se amplía el dominio de la visión. Influye en el desarrollo del lenguaje, ampliando tanto su función comunicativa como la capacidad de comprensión.

Etapa de la palabra frase: Después del año hasta casi los dos años.

Hay una ampliación de los recursos fonológicos que no solo se expresan en la adquisición de nuevos fonemas, sino en la campacidad de combinación en las sílabas simples y directas, inversa y algunas sílabas complejas. La palabra es utilizada en un contexto del que se desprende su valor comunicativo: la situación así como la mímica y la entonación expresa del contenido comunicativo.

A menudo se trata de funsiones de dos palabras en una, lo que le confiere el valor de la palabra es su uso. La capacidad de atención del niño va en aumento y se amplía la influencia de distintas formas de inhibición interna

Etapa de la palabra yuxtapuesta:

Emerge inmediatamente de la etapa de la palabra frase, es la utilización de dos palabras fusionadas, o coordinadas entre sí, paulatinamente se van independizando por la incorporación de nuevas palabras o por su uso aislado. Comienza a configurar una de las primeras gramáticas infantiles. La palabra más constante de llama pivote y las demás abiertas. Funcionalmente están ligadas entre si y constituyen una oración.

En el aspecto fonológico se van incorporando sílabas inversas y complejas. Los contenidos semánticos del discurso se relacionan con objetos concretos.

Va en progreso la actividad analítico sintética de los analizadores verbal y cinestésico motor verbal.

Las funciones cerebrales superiores incrementan la adquisición de gnosias y praxias.

Esta actividad fisiológica, sirve de sustento al desarrollo de distintos juegos imitativo, denominado juego simbólico, que prenuncian la capacidad anticipación y de planificación.

La frase simple: (pasados los dos años de edad)

Hay mayor similitud con el sistema fonológico con el que es propio de los adultos. Incorporan preposiciones, conjunciones, artículos, declinaciones, que van dando un crecimiento en la coherencia a la sintaxis. Se dán regularizacioness de declinaciones de verbos irregulares.

La semántica corresponde ahora a la de las preposiciones antes que a las palabras y al servicio de la comprensión de los significados, se agregan inflexiones de voz, que confieren al mensaje un alto sentido comunicacional.

Comienza el monólogo infantil durante el juego, es el comienzo de la interiorización del lenguaje.

En el aspecto psicológico, hay capacidad para establecer relaciones de causalidad que anticipan la inteligencia intuitiva.

Formación del lenguaje interior: período del desarrollo del lenguaje que se extiende desde el 1° nivel lingüístico al 2°, desde los 2 o 3 años a los 7 u 8 años. El lenguaje, que emite el niño entre los 2 y los 3 años, tiene el papel de acompañar las actividades del juego y presenta un eslabonamiento, coincidente con esta actividad, (soliloquio). Tiene la finalidad de resolver la situación creada.

El lenguaje como segundo sistema de señales. La importancia está, en la formación de lenguaje interno, que está dado por los significados correspondientes a cada una de las palabras, que se va a convertir en lenguaje interior. Los significados se desarrollan, se pueden entender como un complejo de relaciones, denominados neurosemas. La comprensión del lenguaje, requiere de lenguaje interior ( codificación - decodificación).

Estereotipos fonemáticos (EF): resultan del aprendizaje de la fonética de la lengua

Estereotipos motores verbales (EMV): resultan, de la combinación de los estereotipos fonemáticos en palabra.

Como resultado del proceso de desarrollo del lenguaje es posible manejarse con estereotipos verbales (EV).

3° etapa de comunicación – 2° nivel lingüístico:

Este período coincide, con el ingreso a la escuela y con el desarrollo de los procesos de aprendizaje pedagógico. El dominio de todas las funciones lingüísticas, se desenvuelve, en el aprendizaje de la escritura y en la transmisión de conocimientos mediante la comunicación verbal, por lo tanto el lenguaje interior o pensamiento discursivo es un importante coadyuvante en el aprendizaje pedagógico o bien un factor de perturbación.

Se pueden diferenciar dos sub-períodos: desde los 5 a los 7 y luego desde los 7 a los 12. Cada uno de ellos con características diferentes. Lo común en ambos, en la integración de los procesos analíticos - sintéticos de los analizadores del lenguaje. También tienen en común la interiorización del lenguaje, que tiene su máximo hacia los siete u ocho años.

Primera sub- etapa de 5 a 7 años: el lenguaje está integrado de modo similar al de los adultos.

Hay un proceso de ordenación sintáctica de los elementos gramaticales y un desarrollo dependiente de la influencia cultural del medio de la comprensión de los significados.

Hay dominio de las oraciones, e incluyen oraciones conjuntivas.

En lo semántico: hay un dominio de los adjetivos, adverbio los, relacionados con distancias, longitudes, cantidades. La comunicación refleja el paso de las formas pre conceptuales y preoperacionales a las operacionales.

Logro de integraciónes de espacio y tiempo, movimiento velocidad, cantidad, medida, partes del objetó y apareamiento y correspondencia, mediante rasgos perceptivos como color, tamaño, que constituyen la capacidad para la seriación y las clasificaciones y las correspondientes inclusiones en clase.

Segunda su etapa de 7 a 12 años:

El lenguaje se caracteriza por una mayor ampliación en los aspectos sintácticos y semánticos. Hay un aumento cuantitativo de los vocabularios. La riqueza de oraciones subordinadas y dominio de conjunciones y preposiciones

El lenguaje ha sido completamente interiorizado.

Pensamiento operacional : tienen capacidad para agrupar y clasificar lo que genera una base adecuada para el aprendizaje del cálculo y las nociones matemáticas. Es decir que hay madurez, para el aprendizaje de la lectoescritura y del cálculo.

Evolución posterior del desarrollo del lenguaje: el tercer nivel lingüístico a partir de los 12 años, el adolescente tiene interiorizado la lógica de las operaciones concretas, es capaz de planificar, analizar y evocar concatenada mente todos los pasos lógicos de un proceso de pensamiento que hasta este momento sólo podía manifestar en la acción.


Juana Levin. Tramas del Lenguaje Infantil, Una perspectiva clíncia (pág 10 a 27).

¿Qué es la comunicación? Refiere a comunión, participación en lo común y no transmisión de información.

F. De Saussure, planteo que la lengua es un códico pre-existente, supra- individual y coercitiva para el sujeto que la usa, pero esto no es el lenguaje en su extensión en sentido más amplio.

¿Qué es el lenguaje? No es el mero uso del código de la lengua, en eso de que se “dice”, se crea un espacio participativo entre dos escuchas hablantes, cada uno como protagonista en su integridad biológica, psíquica, social y unidos por un juego verbal dentro de una escena. Lugar de encuentro en la disparidad subjetiva, subjetividad entramada en el lenguaje.

A. Culioli: “El lenguaje es un sistema abierto”.

El lenguaje: es un entramado somato-psíquico- social y se construye con una lengua determinada por medio de actos discursivos y en relación con otro.

¿Qué es la Lengua? No es algo que viene con el sujeto sino que, a partir de capacidades innatas y bajo determinadas condiciones, se produce su apropiación.Es una entidad abstracta, una estructura integrada por signos ceñidos a reglas que conforman componentes básicos: fonológico – sintáctico-semántico y que sólo se realiza cuando un sujeto la usa hablando. Ejecuta las funciones del lenguaje, dentro de un espacio y de una situación dialógica.

K. Orecchioni: plantea una relación intersubjetiva, en la que interviene la competencia de cada sujeto.

¿Qué es hablar? No es solo tener un repertorio de palabras, pide el léxico suficiente para que dos sujetos se encuentren, dentro de un campo simbólico, efectuando juegos de lenguaje. Por comunicar entiendo compartir. En el acto de hablar no todo es dicho.

Se habla desde la propia historia, configurada por experiencias dichosas y dolorosas, insertas en contexto social – cultural y amasadas en el saber de generaciones pasadas. Se habla desde un lugar afectivo y social, desde una integridad: .lo concido lo no conocido pero posible de conocer y lo desconocido.

¿Qué es comprender? Implica comprender el habla de otro, de quién hace efectiva la lengua. El componente, sintáctico morfológico y semántico. El componente fonológico se percibe y compete a la percepción. Se comprende una significación discursiva, dentro de una situación dialógica.

¿Qué es producir? Es producir la sonoridad pertinente de la lengua materna que previamente se ha percibido.

El lenguaje tiene lugar como diálogo, conversación. No es suficiente el meo oír, se necesita quién ocupe el lugar materno, produciendo un habla fuertemente libidinizada, dirigida al pequeño. Este discurso amoroso, sostén musical que produce gozo, activa la capacidad innata para la producción de lenguaje. Ya que, se dice a otro y sin otro no hay nada que decir, sin quien escuche no hay nada que decir. Hay otro esperante que desea la palabra. La posibilidad natural que permite la construcción de un lenguaje, deja ver la necesidad demandante del otro. Está, en la naturaleza del hombre la posibilidad del lenguaje, como una construcción que depende vitalmente “del otro”.

El placer de oír es condición previa necesaria para un deseo de aprehender. La palabra materna, derrama un flujo portador y creador de sentido que anticipa. El placer de oír, se despierta por otro libidinizante que recorta audibilidad. La palabra materna resonará en la capacidad escuchante de su niño, como para provocar sonoridad a modo de respuesta. El pequeño, hablará como puede, para y desde la escucha del otro materno. Una situación dialógica de fundó.